lunes, 19 de abril de 2010

Cocinando en Otoño...


En esta época del año podemos ver que los árboles pierden sus hojas y su verdor, la energía que antes se concentraba en las partes externas (hojas, ramas y tronco) se “recoge” hacia el interior (raíces) y permanece ahí para poder mantener así la energía necesaria para los meses fríos.
Esto es exactamente lo que nos sucede a nosotros en estos meses, la energía en esta época es una energía descendente, reforzante, de profundidad y lentitud por lo tanto nuestra alimentación debería enfocarse en alimentos que cumplan este propósito (dirigir y mantener la energía en el centro).

También es el momento para reforzar nuestro sistema inmune y equilibrarlo de los excesos del verano, estos excesos suelen debilitar nuestra energía para enfrentar los meses frios, esto da como resultado resfrios, gripes y congestiones al menor cambio de temperatura.
Entonces, ¿Que podemos hacer para revertir esta situación?

Reducir o eliminar:

*Liquidos frios (Agua con hielo o muy fría)
*Disminuir comidas frias como ensaladas y frutas (sobretodo las frutas tropicales)
*Reducir el consumo de Lácteos frios como leche, yogurt, etc (sobretodo si esta congestionado ya que los lácteos suelen crear mucosidades que bloquean el sistema)
Preferir los lácteos de cabra que se digieren mejor y no causan tantas mucosidades.
*Reducir o en lo posible eliminar el consumo de harinas refinadas (tb genera mucosidades) y de productos que contengan trigo.
*Eliminar el consumo de azúcar
*Disminuir (o mejor eliminar) el consumo de Café ya que la cafeína dirige la energía hacia fuera (nos activa) y no hacia adentro como necesitamos en estos meses.

Aumentar:

Cereales: Como la Avena, Mijo y Quínoa, el arroz integral debe cocinarse en olla a presión.

Sopas: Preparándolas especialmente con verduras redondas (cebollas, zapallos, coliflor,etc), hacerlas de consistencia mas densas y cremosas, esto se puede lograr con la ayuda de camotes, papas, o legumbres y añadiéndole también un poco de leche de almendras.

Proteínas Vegetales: Preferir las legumbres como los garbanzos y porotos (ojala evitar la soya, tofu incluido)

Proteínas animales: Pescados (excepto atún y salmón), huevos (de campo) y cantidades moderadas de carne (aquí lo importante es la calidad…la manera en que se alimenta el animal es fundamental para saber si su carne es beneficiosa o perjudicial )

Verduras: Por el tipo de energía que aportan, utilizar especialmente las redondas y de raíz como las cebollas, zanahorias, betarragas, rabanitos, zapallos, coliflor, etc.
También incluir verduras de hoja verde como acelgas, espinacas, repollo etc, lo importante aquí es darles cocción para que generen calor. Podemos preparar purés de verduras, cremas etc.

Frutas: Disminuirlas a medida en que el frió aumente y preferir preparaciones como compotas (manzanas, peras, membrillos) o al horno. También se pueden hacer uso de los frutas secas como higos, pasas, damascos y ciruelas, es recomendable remojarlas la noche anterior y así aportan humedad y se vuelven mas digeribles.
No es recomendable el consumo de frutas tropicales, ya que estas frutas tienen como objetivo enfriar y refrescar (por eso son útiles en climas tropicales), por lo tanto dirigen la energía hacia fuera y no hacia el centro del organismo, lo cual terminaría por debilitarnos en estos meses.

Aceites y grasas: En esta época se puede incrementar el consumo de grasas ya que es fundamental para que el organismo se “abrigue” y pueda protegerse contra el frío.

Las fuentes que yo recomiendo son :
Mantequilla: Saltear en mantequilla es infinitamente mas sano que utilizar los aceites vegetales convencionales (maravilla, girasol, soya, etc) ya que tienen un gran porcentaje de omega 6 a omega 3 el cual provoca inflamación, además de ser tremendamente refinados (donde se involucran solventes para extraer el aceite de la semilla). La mantequilla es más estable al calor que el aceite vegetal ademas de gozar de otros beneficios (hablados anteriormente en un post pasado).

Aceite extra virgen de oliva: Utilizarlo solo al final de la coccion o en frio, no someterlo a altas temperaturas (que humee) ya que pierde sus propiedades protectoras.

Semillas y frutos secos: Utilizar almendras, nueces, semillas de zapallo, castañas y piñones (q autóctono!)

Métodos de cocción para el Otoño:

Aumentar el uso de cocciones mas lentas, con mas tiempo de fuego que tienen como objetivo calentar y reforzar. Puedes utilizar cocciones como salteados largos, estofados, horneados etc.

Ahora esto no quiere decir que en otoño comerse una fruta o una ensalada arruine la salud, todo depende de la persona y de como se encuentra su organismo (sistema inmune, nivel emocional, etc). La cosa va por crear balances, acuérdense que “la cantidad cambia la calidad”.

Ahora, ¿Que espera para cocinar su crema de zapallo favorita?...

C. O. C. I. N. E :)

8 comentarios:

Martina dijo...

Hola Marco! Buenísimos tus consejos, yo, que soy fanástica de las ensaladas, tendré que reducir un poco su consumo, porque apenas se asoman las temperaturas más frías me empiezo a resfriar.
Tengo una duda puntual, ¿qué hay d ela miel? Personalmente, me fascina, peor no estoy segura de si es beneficiosa o no. ¿Tienen el polen, propóleo, jalea real o miel pura de abejas tantas propiedades buenas como se dice? ¿Tomar un par de cucharaditas de polen estaría bien? Gracias!!

Marco Turu dijo...

Hola Martina, mira en el sgte link puedes ver lo que escribi de la miel.
http://thegreenbakery.blogspot.com/2009/09/cuando-la-miel-deja-de-ser-dulce.html

El propoleo y el polen si ayudan a fortalecer el sistema inmunologico, ahora depende de la calidad de estos productos si considerarlos buenos o no..generalmente el polen y la jalea real se tienen que mantener al vacio y en un ambiente refrigerado cosa que no he visto en ninguna parte..En realidad no hay un producto especifico que sea la panacea para curar todo, la mejor forma de fortalecer nuestro sistema es cambiando los hábitos negativos por positivos.
En lo personal no consumo ni polen ni derivados de la abeja (muuy pocas veces utilizo miel) ya que no los tolero..el polen no me deja una sensación muy agradable..pero es algo personal, hay gente q funciona bien con esos productos.
Si tomas polen, debes empezar de a poco (1/4 a 1/2 cdta) q debes remojar la noche anterior en un poco de agua o mejor de yoghurt (uno natural bueno) para que se pueda digerir correctamente y absorber los nutriente que tiene.

Saludos!

Daniela dijo...

Hola Marco

Que informacion tienes del té rojo tiene algun beneficio beberlo???

Sigues haciendo pan de quinoa?? y a que precio??

Saludos

Marco Turu dijo...

Hola Daniela:

El Tè Rojo o Pu erh ha estado de moda gracias a que se le atribuyen propiedades adelgazantes superiores a los de otras variedades de té. Personalmente no te puedo decir si tiene o no un beneficio beberlo ya que no lo tomo ni tampoco he experimentado con él, ya que tomo muy poco Té (ya sea verde, rojo, blanco etc..)..prefiero las infusiones de hierbas... En todo caso el verdadero té rojo (que viene como en bloques prensados) no creo q se venda aqui...los tés de buena calidad son bastante caros, muuuy distintos a los que se encuentran en cajitas en el super.

Dicen que ayuda a bajar de peso aun sin cambios en la alimentación pero como te dije antes para saber eso habria que experimentarlo.
En todo caso, sigo creyendo que la mejor forma de estar sanos es manteniendo buenos hábitos y hacerlos parte de un estilo de vida.

Sobre el Pan de Quínoa.. vale $2900
Sldos!

Anónimo dijo...

Hola!!! Tanto tiempo!

Oye, así como el café te estimula el mate tampoco sería recomendable en este período en el que debemos cultivar la energía interna?

Besitos!
Gracias!

Marco Turu dijo...

HOla...el mate tb tiende a exteriorizar la energia, ahora eso no implica que de vez en cuando disfrutes de un mate, si le agregas cascara de limón y otras hierbas como manzanilla o menta mucho mejor, asi se logra "suavizar" los efectos de éste. En mi caso no suelo tomar mate ya que me deja bastante "hiperactivo" hasta me cuesta quedarme dormido, por eso lo evito...

Sldos!

Nathalie dijo...

Hola Marco! porque en las proteínas animales exceptúas al salmón y el atún?
Ah!, muy buen blog me encanto
saludos

Marco Turu dijo...

Hola Nathalie, hago la excepción porque el salmón proviene casi en su totalidad de pisciculturas, o sea alimentados con pellets, expuestos a antibioticos, etc...y el atún porque tiene niveles muy altos de mercurio (por la contaminación), ahora si comes 1 a 2 porciones por semana no hay problema, pero no es recomendable excederse, sobretodo a mujeres embarazadas.

Saludos y gracias por la buena onda!