martes, 21 de diciembre de 2010

Leche maternal vs Fórmula



Siempre he pensado lo extraño que es, la acción de reemplazar la leche materna por una fórmula en polvo que contiene una infinidad de ingrediente que supuestamente es mejor para la salud del niño.


Si yo fuera mujer y Mamá no podría dejar que me metieran en la cabeza que la formula es mejor que lo que la “naturaleza” originalmente me dio para alimentarlo.


En fin…hace tiempo atrás leí en el blog de un doctor bien capo, (de estos que saben para donde va la micro…algo poco recurrente hoy en día) la importancia de la leche materna y como ésta es básicamente un superalimento especialmente adaptado para cumplir con todas la necesidades (nutricionales, inmunologicas, protectoras, etc) que necesita un bebé.


El Dr. Ayers establece que la leche materna es el punto focal de un largo proceso de selección natural, y que en la ausencia de ésta (reemplazándola por la fórmula) llevaría al niño a un proceso de inflamación y enfermedad, alterando su desarrollo normal y comprometiendo al mismo tiempo su dieta, flora intestinal y sistema inmune.


Aquí les dejo algunos puntos relevantes de su investigación:


La leche maternal estimula una flora intestinal normal, llamada bifidobacteria.


La flora intestinal del niño esta compuesta de una matriz muy simple de bacterias llamadas bifidobacterias. La flora intestinal adulta esta compuesta de cientos de especies distintas de bacterias, no solo de bifidobacterias.


La formula estimula la flora intestinal adulta.


Una botella de fórmula, elimina las bifidobacterias y las reemplaza por una flora bacteriana adulta. Como resultado los pañales son cambiados eternamente ya que la flora bacteriana adulta es muy persistente. La presencia de este tipo de flora explicaría el porqué la fórmula contiene una gran cantidad de suplementos extra, La flora bacteriana adulta consume la mayor parte de estos suplementos, dejando solo una pequeña parte al bebé.

Todos los nutrientes de la leche materna son entregados al bebe solo si las bifidobacterias esta presente, pero una vez que la flora bacteriana adulta se establece en el intestino del niño una mayor cantidad de nutrientes se va a necesitar ya que son consumidos por la flora intestinal adulta, pudiendo provocar así una deficiencia en el niño. Hay que sumar que esta flora adulta también digiere anticuerpos y otros factores protectores en la leche materna.


Las madres también estan alimentándose con dietas modernas que producen deficiencias.

La inflamación producida por una mala dieta también compromete la habilidad para producir vitamina D proveniente de la luz solar. Estas madres pueden que no logren transferir suficiente vitamina D a sus bebés.


La formula carece de los oligosacáridos que se necesitan para sustentar la bifidobacteria.

Los frutoligosacáridos y otras cadenas cortas de azucares son promovidas como estimuladores de la flora intestinal, lo cual logran hacer, pero estos oligosacáridos también promueven la flora intestinal adulta, y no solo la bifidobacteria. La formula + frutooligosacaridos y otros probióticos sustentan el desarrollo de bacterias que “roban” nutrientes y que además degradan los componentes protectores de la leche materna. Si el pañal huele a flora intestinal adulta, se puede inferir que el niño no fue alimentado con leche materna.



Desarrollo del intestino y el cerebro


En el recién nacido, el intestino y el cerebro están parcialmente desarrollados, la leche materna entrega factores de crecimiento que completan y diferencian el epitelio del intestino además de ácidos grasos omega 3 para el desarrollo del cerebro.


La formula puede aportar los ácidos grasos pero carece de los factores/hormonas de crecimiento que la leche materna entrega. Hay estudios que demuestran que genes distintos son activados en las células del intestino dependiendo si el niño es alimentado con leche materna o formula.

La formula deja el intestino “permeable” lo que deja que minúsculas trazas de alimento pasen al interior de la sangre y generen una respuesta autoinmune (ejemplo: alergias alimentarias), por lo tanto la formula inhibe el desarrollo de un sistema inmune el cual depende exclusivamente de la interacción con la flora intestinal natural del niño.


Esta disfunción explica el incremento de las infecciones intestinales y respiratorias que provoca el uso de la formula.

El uso de la formula también explica la reducción del desarrollo cerebral y un decaimiento de 5 puntos de CI.


Y.... Como le quedo la formula??

Puede ser que la formula sea útil en casos donde existan problemas por parte de la madre para alimentar a su hijo, en ese caso la formula puede significar la única posibilidad que tenga el niño de sobrevivir. Pero creo que la idea de reemplazar la leche materna por formula a todas las madres lactantes es algo definitivamente aberrante. Hay culturas que alargan la lactancia hasta los 2 años, lo cual es visto como una costumbre casi censurable en nuestra visión occidental.

La Salud debería estar libre de Tabú, o no?

Dato Rosa:

Una infusión hecha con semillas de anís o hinojo ayuda a estimular la producción de leche materna.

*Perdonen por el abandono del blog, pero he estado lleno de pega. Trataré de postear mas seguido, informándolos como siempre con temas de salud que sean realmente relevantes (este no es un blog estilo " coma una ensalada light con un trozo de pollo hervido y haga ejercicio todos los dias!")

10 comentarios:

marisol dijo...

Qué bueno tenerte de vuelta, Marco. Tu post de hoy coincide con mi posparto, donde ya he comprobado como, muchas veces, los propios médicos fomentan el "relleno" con guaguas que no lo necesitan para nada. Sigue existiendo una tendencia absurda a que sólo la gordura es salud.

manu dijo...

Marco! que bueno leerte de nuevo, te extrañaba... Te cuento como experiencia personal que amamanté a mi hijo hasta los 2 años y medio, y pasó de la leche materna a COMIDA PARA HUMANOS, sin el medio litro e leche de vaca diario que nos recomindan los pediatras y enfermeras. No fue a propósito porque en ese tiempo no tenía la información sobre la leche de vaca que tengo hoy, pero observando me di cuenta que los lácteos eran una de las cosas que le detonaban a mi Lautaro unas dermatitis, rinitis y asma horribles. Junto con el trigo y la soya. Así que santo remedio, dejamos esas 3 cosas en la dieta de la casa y ahí quedaron las cremas e inhaladores con corticoides, guardados en una caja de remedios que hace un tiempo boté entera a la basura, todos se vencieron...
Tambien contarte que una vez la pediatra me puso unos ojos de sapo horrorizada y me dijo: "Lo que usted está haciendo con su hijo es muy peligroso, vamos a tener que comenzar a darle vitaminas y minerales para todas las deficiencias que le está provocando" asentí, pero cuando en la farmacia me pasaron el frasco de vitaminas y vi que uno de los exipientes e éstas era SACARINA, la devolví. Criar a conciencia.

Daniela dijo...

Gracias Marco por estar de vuelta, realmente extrañaba tus post!!!
Yo amamanté a mi hijo durante 1 año y jamas se me hubiera ocurrido reemplazar mi leche por la formulita en polvo y por suerte tenia harta y buena calidad de leche.
Ahora mi hijo tiene 11 años y es super sano, tiene excelentes defensas y estoy segura que la leche materna es la responsable, ademas de una alimentación bastante sana, sin bebidas, ni papas fritas, ni galletas, etc, etc, etc ...
Bueno no doy más la lata de mamá chocha, jaja.
Muchos saludos y por favor no dejes pasar tiempo sin postear!!!

Marco Turu dijo...

Gracias por sus comentarios y por compartir sus experiencias, q de seguro serán de mucha ayuda para las Mamás que lean este blog.

Feliz navidad! y recuerden:

Amamantar,amamantar que el mundo se va acabar!!

Alejandra dijo...

Marco, me encanta tu blogg, lo leo hace ya algun tiempo y me identifico mucho con tu punto de vista. Hace como un año y medio empece a hacer la dieta del genotipo, que coincide en varioas aspectos con tus articulos, y elimine por completo la leche y el trigo en menor grado, lo que me ha hecho sentir mejor y con menos ansiedad por comer. La nutricionista me dijo que comiendo hartas nueces podia suplir el calcio pero q lo mas importante era comer carne para tener el magnesio que ayudaba a la absorcion de ese calcio, asi que trato de comerlas a diario. Hoy estoy embarazada y me da vuelta el tema de haber dejado la leche y no estar supliendola correctamente. Si tienes alguna recomendacion que me pusdieras hacer al respecto, te lo agradeceria.
Ale.

paula dijo...

Alejandra, acabo de tener a mi hijo luego de un embarazo sano en el que decidí mantener mi dieta sin lácteos. Me asusté al principio, pero procuré hacerme exámenes continuos para revisar cómo iban mis niveles de proteína y calcio. Nunca bajaron de lo normal.

Ahora estoy amamantando sin problemas. Entiendo tu inquietud, pero créeme que es posible un embarazo sano sobre la base de frutas, verduras, legumbres y ciertas carnes (en mi caso, sólo pescado).

Daniela dijo...

Hola Marco!!Cuando sabemos de ti??
Extraño tus post..
Mucho bakery?

Saludos

Marco Turu dijo...

Hola Daniela:

Mucho bakery, mucho stress!, menos mal q me queda poco para irme al bosque sureño.

Saludos

Dani dijo...

Hola Marco:
Yo vengo de vuelta del bosque sureño...hermoso y lluvioso!! ojala hubiesen sido mas dias...
Que rico verte de vuelta..

Saludos

Jeshu~ dijo...

hola Marco!!! que lindo es encontrar gente que aún apoya la lactancia materna :) Mi hija tiene dos años y 8 meses y todavía le doy pecho, claro que no se lo digo a nadie porque todo el mundo pone el grito en el cielo...
Me da pena ver a las mamis jóvenes que no amamantan. Tengo varias amigas que han sido mamis en el último tiempo y todas dejan la lactancia temprano :(