sábado, 11 de julio de 2009

Coma Grasas!... pero de las buenas


Mucho se ha hablado de que el consumo de grasas es el camino seguro para enfermedades cardiacas, obesidad, colesterol alto, enfermedades degenerativas, etc etc, lo que a mi juicios es una declaración un tanto ciega. ¿La razón?

En este concepto erróneo de “vida saludable” hay una tendencia a generalizar los alimentos y meterlos todos en un mismo saco, las grasas son malas, el colesterol es malo, las calorías engordan etc etc, lo que no se nos informa es la importancia de la calidad de éstos.

¿Es lo mismo?:

¿Las grasas de una salchicha a las grasas de un trozo de carne de buena calidad?
¿Las grasas de la margarina a las grasas de la mantequilla?
¿Las grasas del aceite de cocina a las grasas del aceite de oliva?
¿El colesterol proveniente de alimentos fritos al colesterol de huevos de campo?

¿Entienden la idea?


A continuación veamos cuales son las grasas dañinas:

1) Grasas parcialmente hidrogenadas:

Estas grasas son el resultado de un proceso por el cual hidrógeno presurizado es introducido a elevadas temperaturas a los aceites vegetales para lograr así su solidificación.
Este proceso da como resultado un “bloque untable” el cual es promocionado como un producto libre de colesterol, pero con una estructura molecular mas parecida a la del plástico que a un alimento con cualidades nutritivas.
Lo paradójico del asunto es que la gente reemplaza la mantequilla por un producto mucho mas dañino que a su vez trata de parecerse en lo posible al producto reemplazado,
ej: “Deje la mantequilla y coma margarina que es muy parecida a la mantequilla”

No hay razón para reemplazar la mantequilla, el cual es un producto natural y saludable, por la margarina, el cual es un producto de laboratorio.
En este caso el colesterol se ha convertido en el “chivo expiatorio” y el gancho comercial para vender a la margarina.

2) Grasas Trans

Estas grasas se encuentran principalmente en las grasas hidrogenadas y parcialmente hidrogenadas, se pueden encontrar en productos que van desde el pan, galletas, alimentos envasados, etc.
Estas grasas elevan el colesterol malo (ldl) y reducen el colesterol bueno (hdl), el opuesto a lo que una alimentación saludable buscaría.
Obstruyen las arterias, el cual eleva los riegos de enfermedades cardiacas, puede elevar los riesgos de padecer diabetes y otros problemas de salud.
Asi como hay grasas trans malas, también existen la buenas, así es... grasas trans buenas.

3)Aceites vegetales

Los aceites vegetales tienen fama de ser aceites “saludables” por el hecho de provenir de fuentes vegetales y no contener colesterol, el problema está en el proceso de refinado de estos aceites y sobretodo por el hecho de que a temperaturas elevadas se vuelven muy inestables provocando daños a la salud.
A esto se le suma el hecho de que contienen una proporción mas elevada de omega 6 a omega 3, esto crea un desequilibrio provocando respuestas inflamatorias en el organismo algo que no ocurría en la antigüedad ya que al no existir estos aceites(y la comida chatarra) la proporción de omega 6 a omega 3 era de 3:1 en vez de ser los 50:1 a 100:1 de la actualidad.

Imagínense lo difícil que sería extraer a mano el aceite de maíz o soya, muy distinto es el caso del aceite de oliva, sésamo, cáñamo los cuales extraen mediante un simple proceso de prensado en frío.


Breve resumen

El cuerpo necesita grasas, éstas ayudan a transportan nutrientes a las células, ayudan a que los impulsos eléctricos se trasmitan correctamente por las fibras nerviosas y también ayudan a proteger al organismo de las bajas temperaturas.
Donde encontrar grasas buenas:

De origen animal:
Carnes de buena calidad (orgánicas)
Mantequilla
Leche y yogurt de campo (me refiero a la leche recién ordeñada, el proceso de ultra pasteurización y homogenización cambia la estructura de la leche, convirtiéndola en un producto causante de alergias)
Huevos de campo

Estos están llenos de vitaminas A, D, E y K que son solubles justamente en las grasas, el cuerpo necesita de estas grasas para poder digerirlas y asimilarlas apropiadamente.
(un producto como la leche descremada con vitaminas añadidas no me hace mucho sentido)

De origen vegetal:

Aceites prensados en frío como oliva, sésamo, cañamo, almendras y coco, este último es ideal para cocinar debido a que es sumamente estable a altas temperaturas, a pesar de su alto contenido de grasas saturadas, éstas son beneficiosas ya que son digeridas fácilmente siendo utilizadas rápidamente como fuente de energía.
Para cocinar es mejor utilizar el de Oliva, Coco y sésamo.

Así es que como pueden ver no hay que cometer el error de meter todo en un mismo saco, es fundamental fijarse en la calidad del producto y sobretodo seguir la super-regla de:
Todo en moderación (incluso la moderación)

Ahora recuerde:

“Cuando vaya al supermercado, meta la mantequilla al carro”

2 comentarios:

Aprendiz dijo...

Hola! gracias por los tips, son muy buenos. Tengo una duda, a que le llamas carne organica y donde se puede conseguir?

Marco Turu dijo...

hola, mira se le llama carne orgánica a la cual esta libre de pesticidas, hormonas, antibioticos comida artificial como pellets o grano (en vez de pasto), por decirlo de otra manera, es carne tal cual como te la ofrece la naturaleza, sin ningún tipo de intervención, la puede encontrar en algunos supermercados como el jumbo.

Sldos y gracias!