domingo, 7 de junio de 2009

El Jengibre



Este tubérculo originario de India y China se hizo conocido en nuestro país gracias a la expansión de la comida asiática.
Generalmente se lo utiliza para cocinar pero sus propiedades van mas allá de la cocina.
En la antigüedad (hace mas de 3.000 años) ya se le conocían una serie de beneficios y propiedades medicinales.
Veamos algunos de ellos:

*Estimula la circulación y activa la energía vital, creando una acción de calentamiento.
*Potencia y Tonifica la digestión ya que estimula la formación de jugos gástricos.
*Es antioxidante, antiséptico, y expectorante.
*Regula los niveles altos de colesterol.
*Alivia los mareos, náuseas y migrañas.
*Aumenta la producción de bilis, lo que ayuda a metabolizar las grasas.
*Alivia los dolores premenstruales.
*No es recomendable usar en los casos de gastritis y úlceras estomacales.

El jengibre es muy apreciado por la medicina Ayurvédica, ayuda a equilibrar los doshas Vata y kapha, y ayuda a combatir las indigestiones causadas por el exceso de estos doshas.
Estimula el fuego digestivo (agni).
Elimina gases y alivia el estreñimiento.
Purifica la sangre.
No hay que emplearla si se tiene un exceso de pitta (fuego) como en los casos de hemorragias y úlceras.
Es mejor usar el jengibre fresco para personas con constitución Vata (- sequedad) y jengibre seco para los Kapha (- humedad).

Un té caliente de jengibre posee una acción sudorípara y es excelente para resfriados y gripes. Ayuda a eliminar toxinas, mucosidades e infecciones pulmonares, lo que lo hace ideal para usar en Invierno.