viernes, 19 de junio de 2009

" Es culpa de mis genes"


Esta frase es un ejemplo de un "chivo expiatorio" que utiliza mucha gente para justificarse de algo, sobretodo de problemas de salud que los aquejan, para su mala suerte (o buena) puede que ya no puedan contar mas con ella.

Personalmente consideraría poco "terapéutico" por parte de la naturaleza el hecho de que los genes sean causantes de enfermedades que se traspasen de generación en generación, si fuese así;
¿Cual sería la finalidad de esto si lo que busca la naturaleza es mejorar la especie constantemente?

Cada persona nace con genes "buenos" y genes "malos", de nosotros depende que genes vamos a activar o desactivar, si uno lleva una vida de mala alimentación, stress, sedentarismo, etc..probablemente su cuerpo active los genes malos provocando enfermedades que tal vez nuestros padres también padecían (obesidad, diabetes, cáncer etc).

Por otro lado podemos "doblarle" la mano a la genética y desactivar los genes malos y activar los bueno a través de un cambio de alimentación, actividad física y visión de vida.

Se han hecho estudio en personas japonesas que eran genéticamente delgadas que al mudarse a EE.UU y que cambiaron sus hábitos de alimentación a la típica norteamericana desarrollaron obesidad y diabetes, enfermedades que ninguno de sus familiares padecían.
Por lo tanto cuando escuchen a alguien decir "es culpa de mis genes" en realidad esta diciendo "sufro de ésto pero no estoy dispuesto hacer algo al respecto".
Lean este interesante reportaje:

2 comentarios:

Chentxu dijo...

Es verdad lo que tu dices sobre los genes no siendo una cosa absoluta, sino una predisposición a ciertas enfermedades...Por ejmplo, mi abuelo fue diabetico y con mis kilos extra, desarrollé una resistencia a la insulina (tambien llamada pre-diabetes por algunos...) pero cmabiando mi estilo de vida, lo pude revertir...

Cuesta mucho cambiar hábitos de muchos años, sobre todo cuando estan muy arraigados a las familias, pero si uno tiene las ganas, se puede. Y yo soy un ejemplo jajajaj

Marco Turu dijo...

Hola Chentxu, es verdad que hay que tener harta disciplina para poder hacer el cambio, cuesta harto, pero despues las adoptas con la misma facilidad que los malos hábitos a los que estabas acostumbrada, creo q la cosa va mas por diferenciar hábitos de malas costumbres.

pd: Trataste de eliminar el Trigo y el azúcar?

Sldos,

Marco